Comercio Electrónico: tipos, plataformas y ventajas



El crecimiento del comercio electrónico en España y en todo el mundo es imparable desde hace cinco años. El pasado año 2019 las ventas realizadas a través de Internet alcanzaron los 12.000 millones de euros en términos de volumen de negocio en España, según los datos aportados por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). El sector creció un 28% con respecto a 2018. Los sectores que más éxito tienen en el comercio electrónico en España son los siguientes: turismo, hostelería, moda y entretenimiento. Resulta de especial interés el incremento en el número de operaciones realizadas a través de dispositivos móviles. Y es que, el m-commerce avanza a toda velocidad.

 

Comercio Electrónico: tipos, plataformas y ventajas

 

Diferentes tipos de comercio electrónico

  1. B2C: es el más popular de todos, el que mayor número de operaciones concentra a nivel global. B2B significa ‘Business to Consumer’ o ‘Del negocio al Consumidor’. Se enfoca principalmente en las tiendas online, a las que los usuarios pueden acceder en cualquier momento y lugar las 24 horas del día. Este tipo de negocios se centran en ofrecer el mejor servicio a los clientes a través de las redes sociales y los chatbots.
  2. P2P: P2P significa ‘Peer to Peer’ o ‘De Igual a Igual’. Se define como tal al modelo en el que los consumidores intercambian información. Un comercio electrónico en el que los usuarios venden sus productos a otras personas de manera directa. Las plataformas cobran un determinado porcentaje del precio final a modo de comisión.
  3. C2C: uno de los modelos en auge en la actualidad es el ‘Consumer to Consumer’, de ‘Consumidor a Consumidor’. Son tiendas online o plataformas de productos de segunda mano, en las que los usuarios venden artículos que ya no utilizan o no necesitan. La sociedad está más concienciada con el cuidado del medio ambiente, y en el C2C se fomenta la reutilización.
  4. B2B: B2B significa ‘Business to Business’ o ‘De Negocio a Negocio’. Por lo tanto, se refiere al e-commerce en el que las operaciones se enfocan en vendedores, intermediarios, proveedores y compradores. Es un tipo de comercio electrónico muy centrado en fomentar las relaciones entre empresas a nivel comercial.
  5. B2E: y, por último, el comercio electrónico ‘B2E’, ‘Business to Employee’ o ‘De Negocio a Empleado’. Tal y como su propio nombre indica, hace referencia a la relación comercial que existe entre una empresa y sus empleados. El enfoque es el siguiente: incentivar a los trabajadores desde la tienda online con propuestas llamativas para aumentar su productividad.

Curiosidades del comercio electrónico

Hay algunos datos curiosos del comercio electrónico que resulta de especial interés conocer.

Algo que muchos negocios no saben es que el 75% de los usuarios que compran en Internet afirman que para ellos el packaging tiene un gran peso ya que les ayuda a recordar la marca y la tienda online donde han comprado el producto.

Internet es un Universo en el que se puede vender prácticamente de todo. En el año 2007 un joven vendió su alma por Ebay. También hubo alguien a quien se le ocurrió vender las sobras de su cena de Navidad en Reino Unido, y obtuvo 330 euros por ella. Aunque, sin lugar a duda, lo más extraño que se ha vendido en línea fue el chicle que Britney Spears escupió en un concierto: alguien pagó 12.200 euros por él.

Y, por último, cabe señalar que una de las mejores herramientas que existen para tener éxito en el sector del e-commerce es el ‘eye tracking’. Se trata de analizar el comportamiento de los usuarios a través del movimiento de sus ojos para mejorar la usabilidad del sitio y su experiencia en el mismo.