Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Cómo desarrollar una aplicación móvil exitosa?



En plena era digital, se estima que hay alrededor de dos millones de aplicaciones en el mercado. Un amplio abanico de ofertas disponibles que cubre los gusto, preferencias y necesidades de todo tipo de usuarios. Para el desarrollo de las aplicaciones es importante un proceso de planificación previo, así como tener unos consejos en cuenta.

Cada vez son más las compañías que apuestan por el desarrollo de su propia aplicación móvil. A través de ellas lanzan notificaciones, alertan a los usuarios del lanzamiento de nuevos productos y promociones. Para que la app diseñada y desarrollada tenga éxito tiene que ser original, funcional, novedosa, multiplataforma y segura.

 

Cómo desarrollar una aplicación móvil exitosa.jpg

 

Conocer al usuario

Una de las claves más importantes para desarrollar una aplicación móvil de éxito es tener la máxima información posible sobre el usuario final. La información es poder y, en plena era digital, no solo permite conocer los gustos y preferencias de los usuarios, sino también anticiparse a sus necesidades. Para los desarrolladores es esencial conocer a los usuarios reales y el uso que van a darle a la aplicación.

Y para esto es fundamental realizar un adecuado estudio de campo. Una vez está claro el objetivo y los usuarios a los que va dirigida la aplicación, comienza su diseño y posterior desarrollo.

Rapidez

La rapidez es uno de los factores clave a la hora de crear tanto una aplicación móvil como un sitio web. Los usuarios actuales valoran en gran medida la velocidad de respuesta. Desean encontrar lo que están buscando en tiempo récord.

Personalización y facilidad de navegación

Los usuarios actuales demandan experiencias adaptadas a sus necesidades, más allá de la relevancia y la rapidez. Además, teniendo en cuenta que necesitan respuestas rápidas, es muy importante que el menú sea sencillo de entender, de manera que puedan navegar por él de forma rápida. Por ejemplo, si se trata de una aplicación específicamente dirigida a personas mayores, la tipografía debe ser de gran tamaño.

Lenguaje fácil de comprender

Los usuarios agradecen que el lenguaje de las aplicaciones que tienen en sus dispositivos móviles sea sencillo de comprender. Por lo tanto, es importante evitar los términos demasiado técnicos y apostar por un lenguaje más fácil, con frases cortas y directas.

Seguridad

Uno de los principales factores para el desarrollo de una aplicación móvil exitosa tiene que ver con la seguridad. Es fundamental utilizar cifrado de datos y fortalecer al máximo el acceso al sistema, utilizando la huella dactilar o patrones. Esto es especialmente importante cuando las aplicaciones se utilizan para llevar a cabo compras, en las que los usuarios deben introducir datos sensibles, como su dirección postal o su número de tarjeta de crédito.

Prototipo y prueba

Una vez desarrollada la aplicación, es fundamental crear un primer prototipo y probarlo. Porque quizá lo que funciona muy bien en el ámbito de las ideas no resulta operativo. Esta es una de las fases más importantes de proceso de desarrollo ya que permite realizar las correcciones o mejoras necesarias.

Promoción

Del mismo modo que cualquier otro producto, la promoción de la app es muy importante para que tenga éxito en el mercado. Las redes sociales son una herramienta extraordinaria para difundir el lanzamiento de la aplicación y recomendar su uso entre el público objetivo. Además, a través de las redes sociales es posible conocer las opiniones de los usuarios en tiempo real, y así poder realizar las mejoras oportunas en las siguientes versiones.

Para asegurar el éxito social de la aplicación, generar expectación entre el target es esencial. Hay que preparar muy bien el prelanzamiento, con una campaña publicitaria en redes sociales.