Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Cómo hacer una página web segura?



Actualmente, la seguridad es uno de los aspectos más importantes a la hora de diseñar y desarrollar un sitio web. En los últimos años, el número de ciberataques a nivel mundial se ha multiplicado de forma exponencial, de modo que la seguridad en Internet tiene una relevancia vital. Existen una serie de claves para hacer que un sitio web sea seguro a prueba de hackers.  ¡Prestad atención!

Las mejores claves para hacer una página web segura

A continuación, os explicamos cuáles son las principales claves que debemos considerar para hacer una página web segura.

Contraseñas de acceso

Lo primero y más importante es establecer contraseñas de acceso seguras. Mejor olvidarse de los usuarios “admin” y contraseñas que cualquier persona puede descifrar como “Maria123” o “Barcelona121290”. A la hora de crear las contraseñas, es mejor utilizar una combinación de números, mayúsculas, minúsculas y símbolos, como por ejemplo “@19As?Pti87”.

URL amigables

Otra de las claves para que un sitio web sea seguro es la de crear URL amigables. La razón es muy sencilla: estas dificultan en gran medida un ataque a la base de datos puesto que no dan ningún tipo de información a los hackers sobre las variables que se están enviando. Además, las URL amigables hacen que los sitios web se posicionen mucho mejor en los resultados de búsqueda, algo muy importante para atraer tráfico.

Segundos de espera

Normalmente, al introducir dos o tres veces la contraseña de desbloqueo errónea en los teléfonos móviles, estos establecen unos segundos de espera. Sin embargo, no es un hecho exclusivo de los smartphone sino que se puede hacer lo mismo con los sitios web.  La función sleep permite programar que cada un número determinado de intentos fallidos de acceso haya que esperar unos segundos para continuar. Para los usuarios es un tipo mínimo, pero para un bot hace que probar todas las combinaciones le lleve mucho más tiempo.

Formularios con captcha

Si el sitio web tiene formularios de login, lo mejor es utilizar un captcha. Ofrece un nivel de seguridad extra, de modo que resulta mucho más complicado que los hackers puedan hacerse con los datos que los usuarios introducen en los formularios.

Servidores virtuales VPS

A la hora de contratar un plan de hosting para alojar el sitio web, hay tres grandes opciones disponibles: alojamiento compartido, servidor virtual privado (VPS) y servidor dedicado. Para proyectos de tamaño medio el VPS es la opción más recomendable. Compartes un servidor físico con otros clientes, pero tienes un espacio dedicado en exclusiva para tu sitio web, con un determinado espacio de almacenamiento y otros recursos. De este modo, en caso de ataque, la empresa de hosting puede averiguar cuál ha sido el origen de este y lo vas a poder solucionar de una forma más rápida.

Certificado SSL

El certificado SSL es un protocolo de criptografía que se utiliza para realizar conexiones seguras entre los usuarios y el servidor web. Este protocolo evita potenciales ataques cibernéticos. Además, aporta un extra de confianza y seguridad a los usuarios a la hora realizar compras online.

Compras seguras

Cuando los usuarios adquieren un determinado bien o servicio en una tienda online, uno de los factores que más tienen en consideración es que puedan realizar la transacción de forma segura y que el sitio web sea completamente fiable. Es por ello por lo que resulta recomendable implementar pasarelas de pago como PayPal, que aportan mayor confianza.

Estas son, en definitiva, las claves más importantes para hacer una página web segura. Es fundamental tenerlas en cuenta tanto de cara a los usuarios como a los motores de búsqueda, como Google. En pleno 2019, la seguridad en Internet es muy importante en todo tipo sitios web: personales y corporativos, y muy especialmente en tiendas online.