Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Consejos para elegir el mejor alojamiento web



El alojamiento web o hosting no es algo menor cuando ya tienes montado un sitio importante, con un flujo de información constante y también con una gran base de usuarios de y visitantes. Pero también lo es si tienes un blog pequeño o un negocio con el cual quieres prestar un servicio a tus clientes de la manera que ellos lo espera. Por eso mismo, no dejes de tener en cuenta los consejos

Qué tipos de hosting existen

Antes de empezar a sopesar las cuestiones que debes tener en cuenta a la hora de contratar un hosting web, es muy importante conocer los tipos de almacenamientos que existen. Desde luego, cada uno tiene sus costes y características. Estos suelen ser los servicios más habituales que te brinda una empresa de hosting.

  • Gratuito. Es un tipo de hospedaje web que, como su nombre lo indica, no tiene coste alguno. Eso sí: está lleno de publicidades, puede que no tenga la velocidad que esperas ni tampoco la capacidad de almacenamiento.
  • Compartido. El servicio -y los costes- se comparten con otros sitios que requieran de un servidor no tan grande ni con tantas prestaciones. Puede ser una buena opción para un blog o un sitio pequeño.
  • Dedicado. Aquí tienes un mejor hosting, dedicado especialmente a tus necesidades y ajustado a tus requerimientos. Desde luego, el de este servicio tiene un valor mucho más elevado que las alternativas anteriores.
  • VPS. Compartes recursos, pero de una forma virtual. Es una alternativa que presentan las empresas para la utilización de CMS complejos, para tiendas con gran cantidad de productos y algunos sitios que puedan presentar picos de tráfico repentinos, sin que se vean afectadas las prestaciones de los demás que usan el hosting.
  • Cloud. Es una opción montada especialmente en la nube, por la que se suele pagar lo que se consume de servicio.

Qué tener en cuenta al contratar un servicio de hosting

A la hora de buscar un web hosting barato y que cumpla con todo lo que necesitas para alojar tu sitio, debes tener en cuenta algunas cuestiones para no caer en la primera tentación de los precios bajos. ¡No dejes de prestar atención a estos items!

Que tenga buena velocidad de acceso

Los servicios de hosting para una página web deben ofrecerte una velocidad de acceso a tus sitios de forma ágil y efectiva. No hay nada más molesto para un lector o usuario que la página web que está usando tarde muchísimo tiempo en procesar todo. Por eso mismo, averigua bien este punto antes de contratar un servicio.

Que tenga soporte de fácil acceso

Un soporte técnico que te pueda resolver las cosas de forma sencilla, que esté dedicado 24/7, con el cual puedas comunicarte ágil y efectivamente, es algo completamente crucial. Y, de ser posible, que sea en tu idioma. Esto es muy importante para poder comunicar bien el problema que estás teniendo y que te entiendan sin problemas.

Que permanezca operativo la mayor parte del tiempo

El uptime no es un detalle menor para un hosting web efectivo. Si vas a contratar un servicio que tiene muchas caídas o que no brinda una estabilidad normal para tus sitios, no te resultará redituable tu tienda o sitio. Pero tampoco confíes en aquellos que te prometen un 100% de uptime: siempre hay lugar para fallos, actualizaciones y otros problemas.

Que sea seguro

Desde luego, la seguridad de la información que manejas debe ser crucial, tanto de los accesos a tu sitio, CMS y demás, como de controles de virus y otras cuestiones generales de seguridad informática de tu hosting web. Algunas empresas de alojamiento brindan servicios adicionales de seguridad, que se pueden contratar por un coste extra. No es que la opción sin pago sea “insegura”, sino que hay algunas herramientas que la extreman.

Que sea lo que realmente necesitas

Un hosting económico puede ser una buena alternativa si no tienes un sitio grande o quieres montar un blog. Pero si tienes mayores aspiraciones, es hora de pensar en alternativas. Debes tener en cuenta cuestiones tales como la velocidad de transferencia, la capacidad de alojamiento, la posibilidad de progreso que te brinda si necesitas pegar el salto a algo más grande y muchos otros detalles más, como varios de los que te hemos mostrado anteriormente. Que esto sea lo primero: decide lo que quieres y luego averigua bien los precios. No te quedes con la primera opción que veas. Recorre opciones y fíjate cuál te brinda lo que realmente necesitas de acuerdo a tu presupuesto.

¿Qué gestor de contenidos me conviene?

El gestor de contenidos web o CMS es la puerta de entrada a través de la cual no sólo ingresas en tu sitio web lo que le vas a presentar a tu público. Es también el sitio en donde manejas toda la información referida a los mismos y en donde puedas combinar herramientas y otras cuestiones que harán de tu página algo mucho más provechoso para tus usuarios. ¡Descubre cuál es el que necesitas para tu sitio!

Para qué sirve un sistema de gestión de contenidos

El CMS o gestor de contenidos es una de las herramientas esenciales con las que cuenta cualquier persona que quiera incursionar en la creación de contenido web de toda índole. Piensa que a través de él vas a introducir todo lo que el lector y usuario de tu sitio va a ver en su versión final. Allí manipulas los plug-in, vinculas con redes sociales, introduces tus artículos y, gestionas la publicidad, autorizas los comentarios que van ingresando a tu web y hasta manejas estadísticas, entre muchas otras cosas más. Desde luego, saber elegir cuál es el gestor que necesitas es absolutamente crucial.

Gestor de contenidos: ¿cuál elegir?

A la hora de montar tu página web, debes tener bien en cuenta qué gestor de contenidos vas a utilizar. Claro está, no es lo mismo si tienes un blog que si tienes un sitio más orientado al comercio. Y mucho menos si manejas un portal que combina contenido con negocios. ¡Descubre cuál es el que necesitas!

Para un blog

Sin duda alguna, un gestor de páginas web como Wordpress es absolutamente recomendable para utilizar en cualquier tipo de blog. Es que, para empezar, fue creado esencialmente con dicha finalidad, aunque el correr del tiempo terminó convirtiendo a WP en el gestor de referencia en el mundo entero. No por nada es el CMS más empleado en el globo. Lo bueno que tiene Wordpress es que te permite combinar todo tipo de plugins, incluso orientados al e-commerce, de una manera completamente sencilla y efectiva.

Wordpress te permite monetizar tu sitio de forma sencilla mediante el ingreso de AdWords u otros sistemas publicitarios, por lo cual puedes hacer que tu blog sea rentable económicamente. Además, te permite integrar material audiovisual sin inconvenientes, a la vez que se pueden modificar las plantillas y dejar un diseño web a gusto y necesidad.

También tienes a Blogger dentro de las opciones, la más habitual cuando tienes tu sitio radicado en Blogspot. Si bien es un buen editor, nada se equipara con Wordpress cuando de blogs se trata.

Para un sitio de e-commerce

A la hora de hablar de tiendas online, Magento es el CMS que lleva la delantera. Este sistema es de código abierto y es quizás la solución de más fácil uso para todo aquel que quiera integrar negocios a su sitio web. O directamente para montar una página con mera finalidad de e-commerce. Al ser un gestor de contenidos que está pensado básicamente para el comercio online, brinda una gran cantidad de soluciones, te permite integrar tu sitio con Google Shops y Amazon, entre otras populares plataformas de compraventa.

Si bien Worpress a través de WooCommerce también te brinda grandes posibilidades, Magento es la especialización misma en CMS para hacer gestión de tiendas online. Y te va a ayudar y facilitar mucho el tema de tus ventas.

Para un portal o sitio grande

Cuando tienes un sitio que recibe muchísimas visitas diarias, que produce ventas, ingresos y contenido de todo tipo, hasta incluso deberías considerar el hecho de tener un CMS personalizado. Puedes hacerte un gestor de contenidos a medida, que te permita gestionar las cosas de acuerdo a lo que vas haciendo, centralizado y al que puedas habilitarle tal o cual función a los diferentes trabajadores que tienes en tu web. Porque si cuentas con portal grande, es muy probable que varios tengan que trabajar sobre el mismo CMS.

Para ello, lo mejor que puedes hacer es comunicarte con algún desarrollador para considerar hacerte un gestor a medida. O que te oriente cómo se puede adaptar alguno de los gestores estándar para obtener el máximo rendimiento que puedas de él.

Aparte de los CMS que se mencionaron en esta nota, también puedes tener en cuenta opciones sumamente interesantes como Drupal, Joomla (otro de los más utilizados) o Craft, entre muchos otros. ¡Seguramente vas a encontrar el gestor de contenido que estás necesitando!