Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

E-Commerce: Ventajas de contar con un comercio electrónico



En plena era digital, el comercio electrónico es uno de los sectores de mayor crecimiento a nivel global. Son muchos los expertos que señalan que no estar en Internet supone no existir de cara al público objetivo. Y esta afirmación es totalmente verdadera: Las empresas y negocios que no están en Internet se encuentran en desventaja, perdiendo grandes oportunidades de mercado con sus potenciales clientes.

No hay ninguna duda de que el e-commerce ha ampliado de forma notable las expectativas de numerosos modelos de negocio. En algunos casos de forma única y exclusiva, mientras que en otros como apoyo a la venta física. A continuación, vamos a detallar todas las ventajas que aporta el comercio electrónico a una empresa. ¡Presta atención!

Puedes vender en todo el mundo

La primera ventaja del e-commerce, tanto para vendedores como para compradores, tiene que ver con la eliminación de barreras geográficas. Se trata de un mercado global, en el que es posible vender y adquirir productos y servicios en cualquier parte del mundo. Esto supone una gran oportunidad de negocio para las compañías, cuyos potenciales clientes son ahora mucho más amplios.

Poner en marcha un negocio de forma más asequible

Comenzar a vender en Internet es mucho más sencillo que hacerlo en un establecimiento físico. No se requiere de un local ni de una licencia de apertura, lo que agiliza de forma notable el proceso y reduce los costes. Los gastos iniciales son por tanto mucho menores, lo cual es un gran punto a favor. Además, y más allá de los gastos operativos, los recursos humanos que se necesitan también son menores.

Más información de los clientes

Actualmente, la información es uno de los activos más valiosos para las empresas. Así, el comercio electrónico permite a las compañías tener mayor y mejor información sobre sus clientes. Pueden analizar al detalle su comportamiento, creando una base de datos que permite llevar a cabo estrategias y acciones de mercado más específicas y dirigidas.

Definir al target para Internet es más sencillo y resulta mucho más efectivo crear ofertas personalizadas para cada uno de los segmentos, lo cual aumenta las probabilidades de venta.

No hay horarios

Otra de las grandes ventajas del e-commerce, y una de las más valoradas por los usuarios, es que no hay horarios. Las tiendas están abiertas las 24 horas del día, los 365 días del año. Así, los compradores ya no deben limitarse al horario comercial para realizar sus compras, sino que pueden hacerlas en cualquier momento.

Más herramientas de marketing y publicidad

Desde el punto de vista corporativo, el e-commerce ofrece un número prácticamente ilimitado de herramientas de marketing y publicidad: redes sociales, newsletter… Son técnicas que permiten tanto captar como fidelizar clientes de un modo muy sencillo y económico. Se pueden poner en marcha campañas que giran en torno a descuentos, ofertas, cupones, etc.

El comercio electrónico es, hoy en día, uno de los principales modelos de negocio a nivel global. Además, las cifras, tanto en términos absoluto como porcentuales, continúan creciendo de forma exponencial cada año. España es precisamente uno de los países europeos en los que más se compra a través de Internet.

Las ventajas del e-commerce son muy amplias y variadas para vendedores y compradores. A la hora de poner en marcha una tienda online, es importante seguir un proceso estructurado. Lo primero y más importante es realizar un estudio de mercado, analizando el sector, la demanda y el mercado. De este modo, resulta mucho más sencillo alcanzar el éxito.

Por supuesto, es esencial escoger adecuadamente cuál es la línea de productos, y valorar distintos aspectos como la competencia o la estrategia de promoción. En cualquier caso, es recomendable estar asesorado por expertos en este sector, con formación y experiencia.