Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Libra, la criptodivisa de Facebook. ¿Qué son las criptomonedas y cómo funcionan?


01/08/2019

Esta vez ha sido Facebook quien ha vuelto a poner a las divisas digitales en todos los periódicos. La compañía tiene previsto lanzar el año que viene su propia criptomoneda, Libra. Esta moneda electrónica estará respaldada por más de cien grandes compañías financieras como MasterCard, Visa o PayPal. Su salida al mercado está pendiente de solventar algunos detalles sobre su gestión y regulación.  

¿Qué son las criptomonedas?

Definimos criptomoneda como moneda digital o divisa descentralizada que nos sirve para hacer transacciones financieras. Esta bien saber que es y para qué sirve, pero divisas que se utilizan para hacer transacciones hay muchas, lo realmente innovador del concepto es que no hay una identidad detrás que respalde esta moneda y eso es debido a la fuerte criptografía que asegura las transacciones financieras.

 

Monedas digitales

 

Las criptomonedas se basan en matemáticas, criptografía y potencia de computación. Parte de las tecnologías que hay tras ellas son las llamadas Blockchain, o cadena de bloques que permiten la transferencia de un valor o activo de un lugar a otro sin ayuda de terceros.  

Una forma de pago más

El concepto criptomoneda es sinónimo de efectivo digital. Son monedas virtuales que pueden ser intercambiadas y operadas como cualquier otra divisa, pero no hay una autoridad central detrás de ellas. No hay países, gobiernos o bancos que las regulen y controlen.

Aunque algunos, una minoría, las consideran el sustituto al dinero tradicional, de momento convive con los demás tipos de dinero tradicionales (el dinero mercancía, el dinero legal o dinero fiat, el dinero bancario o el dinero pagaré, entre otros). En el caso de España, el Ministerio de Hacienda ha dado los primeros pasos para regular su uso y declarar los movimientos y los beneficios obtenidos por su especulación. Puede utilizarse en muchos comercios digitales e incluso en algunos físicos en Madrid y Barcelona, como una forma más de pago. Para pagar en un establecimiento con Bitcoins necesitarás una tarjeta de débito asociada a tu cuenta de estas criptomonedas y la podrás usar como una tarjeta más, en los comercios que acepten Bitcoins.   

Las criptodivisas más populares

Seguro que conoces Bitcoin, una moneda sin bancos ni comisiones, que no se puede falsificar y posee una alta volatilidad. La cantidad de bitcoins esta limitada en 21 millones. Esta moneda es la más conocida, por ser la primera que se creó en 2009 pero existen muchas otras como: Lisk, Cardano, Electroneum, Dash, Qtum, Komodo, Waves o Vetchain.

Entre las criptomonedas más conocidas destacan:

  • Litecoin: es una criptomoneda creada por Charlie Lee, basada en blockchain en 2011. La velocidad de las transacciones es superior y es más fácil operar con ella. Es una inversión a largo plazo.
  • Ether: es la moneda de la plataforma Ethereum. Es una plataforma descentralizada que fue creada en 2015, la criptomoneda es el Ether, de la cual se registran todas las transacciones en un libro digital compartido. Igual que las anteriores funciona con blockchain. Sirve para hacer contratos inteligentes, las transacciones son más rápidas que en bitcoin, y los Ether son infinitos.
  • Ripple: basada en software libre persigue el desarrollo de un sistema de crédito. Se creo en 2012 en la compañía Opencoin. Su sistema está siendo usado por personas, bancos,
  • Libra: es la criptomoneda creada por Facebook que ha puesto de nuevo a estas divisas en el candelero mediático. Se basa en tecnología blockchain y su salida esta prevista para 2020, después de que se gestione su regulación.

Funcionamiento y regulación

Las criptomonedas funcionan de manera distribuida a base de nodos que colaboran entre ellos. Los archivos de contenidos están dispersos entre decenas de miles de ordenadores que colaboran sin conocerse. El valor se inserta a través de través de monedas convencionales y no está vinculado exclusivamente al comportamiento de una economía concreta, aunque los cambios en los tipos de interés y el aumento en las reservas monetarias tienen un efecto indirecto en su valor. 

Las criptomonedas son difíciles de regular, es complicado ponerle normas desde un punto de vista legal sin una autoridad central. Su uso es opaco y poco trazable. A diferencia de las transacciones convencionales, donde las entidades financieras están obligadas a trazar todos los movimientos. El lado negativo de esto es que las criptomonedas abren puertas a la comercialización de armas, droga, contrabando y otros negocios ilícitos, que no desean que sus transacciones sean rastreadas.