Previene las estafas en Internet con estos consejos



En los últimos años han aumentado de forma exponencial las estafas en Internet. Hay quienes creen que están dirigidas únicamente contra grandes empresas, pero nada más lejos de la realidad. Son cada vez más frecuentes las estafas contra particulares, y es importante tener en cuenta una serie de consejos prácticos para prevenirlas.

 

estafas internet blog anexia .jpg

 

¡Cuidado con el phishing!

Una de las técnicas más empleadas en la actualidad por los hackers es el conocido como phishing. Los ciberdelincuentes suplantan la identidad de empresas y organismos públicos para robar los datos tanto personales como bancarios de las víctimas. A continuación, explicamos un ejemplo práctico de una estafa de este tipo para que no caigas en la trampa.

Imagina que recibes un e-mail que, supuestamente, proviene de la Dirección General de Tráfico alertándote de una multa impagada. El correo electrónico incluye un enlace que te redirige a una página donde debes hacer el pago. Lo que buscan los hackers no es otra cosa que hacerse con tus datos bancarios en cuanto introduces el número de tarjeta de crédito o de débito.

En principio no es fácil darse cuenta de que en realidad es una estafa en Internet ya que el e-mail realmente parece enviado por la DGT. Sin embargo, si te fijas en algunos detalles puedes saberlo. Lo primero es comprobar la dirección de correo electrónico y la web a la que te redirige el enlace. Ambas son muy similares a las de la Dirección General de Tráfico, pero hay algo que cambia. Por ejemplo, si el e-mail de la DGT es dgt@trafico.es los ciberdelincuentes pueden hacer uso de la dirección dgtt@trafico.es. Además, la gran mayoría de mensajes incluyen alguna falta de ortografía o gramática porque en muchos casos los hackers son extranjeros y hacen uso de traductores automáticos.

Ante la más mínima duda si recibes un correo electrónico por parte de tu banco o de un organismo público, por ejemplo, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con la entidad.

Compras online

Debes ser especialmente cuidadoso con las compras online si quieres evitar sorpresas desagradables. Muchos de los sitios web falsos que existen en la actualidad se hacen pasar por tiendas virtuales para engañar a los compradores digitales. Es importante que compruebes si la URL del sitio comienza con https:// y si los precios de cada producto son excesivamente baratos en relación con la calidad.

También debes analizar las diferentes opciones de pago. Si una web te pide pagar con un único método, es más que probable que se trate de una estafa en Internet.

Alquileres

En los últimos meses han aumentado los alquileres de pisos falsos. Los ciberdelincuentes ponen anuncios en Internet de viviendas en alquiler con precios muy buenos para llamar la atención de las personas que estén buscando casa. Es relativamente sencillo darse cuenta de que es una estafa porque los precios son excesivamente bajos con respecto a su valor de mercado. ¿Te imaginas encontrarte un piso de 60 metros cuadrados en el centro de Madrid por 500 euros al mes?

Cuando le muestres interés al propietario te dirá que está de viaje en el extranjero y que debes depositarle una fianza de 200 o 300 euros para que alguien te enseñe la vivienda. ¡Desconfía de este tipo de cosas! Nunca pagues nada por adelantado.

Internet se ha convertido en la mejor herramienta de los ciberdelincuentes para estafar a sus víctimas. Las estafas en Internet se pueden presentar de muchas formas diferentes, y lo cierto es que las técnicas empleadas por los hackers son cada vez más complejas y sofisticadas.