Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Qué secciones debe tener una web corporativa?



En plena era digital, prácticamente todas las empresas del mundo tienen su propia web corporativa. Por lo tanto, la única vía para atraer a potenciales clientes es la de la diferenciación. Tu sitio web debe ser atractivo y aportar información de valor. Así, es fundamental que conozcas las diferentes secciones que debe tener para ofrecer a los usuarios un espacio donde se sientan cómodos y con ganas de volver.  

Inicio

La sección “Inicio” es casi con total seguridad la más importante de todas ya que es lo primero que verán los usuarios. En esta sección debes mostrar una pequeña reseña de la actividad de tu negocio. Es importante que la reseña sea clara y concisa, de forma que en apenas unos segundos los usuarios tengan claro a qué se dedica tu empresa. Además, puedes añadir algunas imágenes interactivas.

 

Qué secciones debe tener una web corporativa.jpg

 

En la sección “Inicio” también es interesante añadir enlaces a los diferentes perfiles de la compañía en redes sociales: Instagram, Facebook, Twitter o LinkedIn. Para que la experiencia de navegación sea lo más completa y agradable posible para los usuarios, es conveniente añadir enlaces a las últimas noticias del blog o a los productos más destacados.

Servicios y productos

Como resulta lógico, en la web corporativa hay que añadir una sección “Servicios y productos”, con una lista detallada de todos los servicios y productos que ofrece la compañía, junto con un enlace a la página de cada uno de ellos.

Hay que tener en cuenta que la gran mayoría de usuarios actuales utilizan motores de búsqueda como Google para obtener información de las empresas, generalmente de sus productos y servicios. Por lo tanto, hay que detallar toda la información para los visitantes que llegan a través de los buscadores.

Por ejemplo, si tu empresa se dedica a la venta de ropa para bebé, las personas interesadas escribirán en el buscador “comprar ropa de bebé” o “ropa de bebé para el invierno”. Así que, si tu sitio está optimizado para estas keywords, aparecerá en los resultados de búsqueda.

Sobre nosotros

Los usuarios necesitan saber que detrás de la empresa hay un equipo de personas. El capital humano es un aspecto fundamental. Por lo tanto, necesitas incluir en la web corporativa la sección “Sobre nosotros”. En ella puedes indicar quiénes sois, a qué se dedica la empresa y cuáles son los servicios que ofrece.

Además, es muy aconsejable incluir una pequeña historia del negocio. Esto es algo que los usuarios tienen muy en cuenta durante el proceso de decisión de compra. Quieren confiar en empresas con una trayectoria en el mercado, y que cuenten con una bonita historia de esfuerzo, constancia y trabajo.

Blog

El Marketing de Contenido es una de las herramientas de Marketing más valiosas para las empresas actuales. Con un blog puedes aportar información de interés para tu público objetivo.

Siguiendo el ejemplo de una empresa dedicada a la venta de ropa para bebés, puedes escribir sobre temas como: “Cómo vestir a un bebé en 5 sencillos pasos” o “Por qué apostar por la ropa de algodón para los más pequeños”. Este tipo de información será muy útil para los usuarios, y, lo cierto es que, un blog ayuda al propio sitio web a escalar posiciones en los resultados de búsqueda.

Contacto

Y, por último, no te olvides de la sección “Contacto”. Además del email y el teléfono, es conveniente que incluyas la dirección física de la empresa porque aporta confianza. Si quieres facilitar que los usuarios se pongan en contacto contigo para cualquier tipo de duda o consulta, puedes incluir un formulario.

Estas son las secciones que debe tener una web corporativa.