Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Razones por las que debes dejar el diseño de tu página web en manos de profesionales



En plena era digital, prácticamente todas las empresas del mundo, independientemente de su tamaño y sector de actividad, tienen su propio sitio web. Ahora bien, para su desarrollo y diseño en muchos casos se plantean si hacerlas ellas mismas a contratar a un diseñador profesional. Como resulta lógico, la segunda opción es mucho mejor ya que es un profesional perfectamente preparado para este tipo de proyectos. ¿O acaso una compañía dejaría la contabilidad en manos de alguien que no tiene ni idea de números?

 

Razones por las que debes dejar el diseño.jpg

 

Tendencias

Una de las principales razones por las que realmente merece la pena dejar el diseño de la página web en manos de profesionales es que los diseñadores están siempre al día de las últimas tendencias. Si por algo se caracteriza el ámbito digital es porque todo cambia a una velocidad de vértigo.

Un sitio web con un diseño innovador y vanguardista parece obsoleto una vez han transcurrido apenas seis o siete meses. Es importante que los usuarios no sientan que la web está pasada de moda, y un buen diseñador profesional se encargará de ello.

SEO

Hay que tener en cuenta que más del 70% de los usuarios accede a los sitios web a través de buscadores como Google. Por lo tanto, el diseño de un sitio web no es simplemente que éste tenga un aspecto atractivo y moderno. Hay que trabajar el SEO, y eso es algo que sólo un profesional puede hacer.

Una de las principales tendencias en el diseño de webs es la de crear sitios dinámicos, en los que los archivos multimedia son los grandes protagonistas. Sin embargo, una persona inexperta podría cometer el error de llenar la web de imágenes muy pesadas. ¿El resultado? Una velocidad de carga mucho más lenta, y, por lo tanto, una pérdida de usuarios y clientes potenciales.

Usabilidad

Un buen sitio web tiene que ser fácil de usar. Un buen diseñador web controla perfectamente el concepto de usabilidad, que influye de forma notable en la valoración del sitio tanto por parte de Google como de los usuarios. Hay que desarrollar y diseñar la web de tal manera que los usuarios lo tengan todo muy fácil, de manera que encuentren lo que están buscando en décimas de segundo.

Imagen profesional

¿Realmente algún usuario actual compraría en una tienda online con un diseño web obsoleto o unas fotografías de los productos de mala calidad? Los diseñadores web cuentan con formación para transmitir la imagen profesional que cualquier compañía merece. La confianza es clave no sólo para conseguir una venta, sino también para establecer una relación a largo plazo con los clientes.

Hay algunos negocios que optan por no dejar el diseño de su página web en manos de profesionales porque creen que nadie conoce su negocio mejor que ellos. Pero es un gran error. Los grandes diseñadores conectan con la compañía cliente, formándose en sus valores y principios.

Si bien es cierto que es posible ocuparse uno mismo del diseño del sitio web gracias a plataformas gratuitas que se pueden encontrar en Internet, no es ni mucho menos lo más recomendable. Estas plataformas permiten tener un sitio web listo en apenas unos minutos: tan sólo hay que arrastrar bloques, subir imágenes, escribir algo de texto, y listo.

Pero de esta manera atraer potenciales clientes va a resultar muy complicado (por no decir imposible). ¿La razón? La conocida como invisibilidad. Nadie que busque en buscadores como Google va a encontrar nunca el sitio web.

La contratación de un diseñador web no es un coste, sino una inversión.