Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Sube tu negocio a la nube y trabaja en cualquier parte



Usar el almacenamiento en la nube es una opción interesante para cualquier persona o empresa. Esta te permite tener a mano tus datos y archivos rápidamente en cualquier parte, por lo que es una interesante alternativa para trabajar donde y cuando quieras.

 

 

Qué es la nube informática

Empecemos por el principio, ¿qué es la nube en internet? Quizás también la conozcas como ‘cloud computing’ o ‘the cloud’ y es el nombre que se le da al procesamiento, almacenamiento, administración y respaldo de datos en servidores virtuales (de forma remota) que te permiten alojar información, archivos, datos, imágenes y hasta programas en la red.

Los servicios en la nube pueden ser gratuitos o de pago, con diferentes límites de almacenamiento (van desde 2 GB a hasta espacio ilimitado) y te permiten acceder de manera instantánea a la información almacenada sin importar donde estés; desde cualquier dispositivo, ya sea un ordenador de escritorio, uno portátil, tablet o móviles; siempre y cuando tengas acceso a internet.

Los servicios de la nube están a disposición de cualquier persona que quiera usarlos, no requieren mayores conocimientos y son muy sencillos de usar. Algunos ejemplos de servicios de almacenamiento en la nube son Dropbox, Adrive, Amazon Cloud Drive, OneDrive (perteneciente a Microsoft), iCloud (de Apple) y la nube de Google Drive, entre otros.

Tipos de nubes informáticas

Como ya sabes hay diferentes servidores de almacenamiento en la nube, pero también hay diferentes tipos. Los sistemas de almacenamiento en la nube pueden ser públicos, privados, híbridos o comunitarios.

•      Nubes públicas. Son las nubes más utilizadas por el público en general como también pequeñas y medianas organizaciones o empresas. Son servicios que ofrecen almacenamiento en servidores externos al usuario, de uso gratuito o pago.

•      Nubes privadas. Son usadas por grandes empresas o que necesitan una alta protección de datos. Son costosas, pero ofrecen servicios personalizados. En este caso, el servidor se encuentra en una infraestructura física local manejada por el mismo cliente.

•      Nubes comunitarias. Cuando las medianas empresas necesitan un servicio más seguro también pueden unirse y administrar juntos una nube privada, a este sistema se lo conoce como comunitario, ayuda a reducir costes y te permite acceder a servicios de calidad.

•      Nubes híbridas. Combina los anteriores modelos de nube. Permite a tu empresa administrar sus archivos confidenciales en una nube privada y también trabajar con clientes en las nubes públicas.

¿Cuál es el mejor almacenamiento en la nube? La respuesta se basa en tus necesidades y las de tu empresa como también las posibilidades económicas que tengan, que generalmente van de la mano. Una empresa pequeña no necesita un almacenamiento ilimitado, con los 2 GB que ofrecen las nubes gratuitas quizás sea suficiente, aunque también puedes pagar unos pocos dólares y acceder a una nube de 1 TB.

Ventajas de trabajar en la nube virtual

Cómo trabajar en la nube es muy fácil, sólo debes elegir el servicio que mejor se amolde a tus necesidades, hacer una cuenta y listo, ya estás listo para comenzar a utilizarlo. Guardar archivos en la nube tiene varios beneficios como los siguientes.

•      Mejora la productividad. Ya sea con tus clientes, proveedores, colaboradores, compañeros de trabajo o socios; trabajar en la nube de internet hace que todos tengan acceso a los archivos y datos en cualquier momento, mejorando el flujo de trabajo, la productividad y la comunicación.

•      Da seguridad. Las nubes públicas son seguras, sin embargo, si la seguridad es una prioridad siempre puedes contratar una nube privada y mantener todo bajo control, sin intermediarios. Sea como sea la información en la nube no corre mayores riesgos siempre y cuando apliques medidas dentro de la empresa como utilizar contraseñas seguras y trabajar con personas que respeten la privacidad de los datos.

•      Ofrece escalabilidad. La computación en la nube se adapta fácilmente a la demanda de los usuarios, siempre hay posibilidades de crecimiento y cambios.

•      Tiene variedad de costes. Si estás comenzando o no quieres invertir dinero, puedes usar una nube pública gratuita, pero al mismo tiempo puedes optar entre servicios que van desde los 10 euros al mes hasta los 1000 € mensuales.

•      Brinda accesibilidad. Uno de los principales beneficios de usar servidores en la nube es que puedes acceder a tu información desde cualquier parte siempre y cuando cuentes con acceso a una red de internet.

Ahora sólo tienes que elegir la nube de almacenamiento que mejor se amolde a lo que necesitas. Trabajar con tus archivos en la nube ofrece muchas ventajas que ya puedes aprovechar, ya sea se forma gratuita, con un pago mensual y una inversión en caso de la nube privada.