Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Razones por las que no podrás vivir sin una Intranet corporativa



Una organización interna eficiente es la clave del éxito de una compañía. Sin embargo, pese a la importancia y complejidad de esta tarea, a veces se descuida frente a otros aspectos de la empresa. Así, muchas organizaciones sobreviven con una estructura interna inadecuada que, en lugar de maximizar su potencial, entorpece la comunicación entre departamentos, ralentiza o duplica procesos y, en definitiva, ahoga las posibilidades de su talento interno. Una gran solución a este problema es la instalación de una intranet corporativa, siempre que esté diseñada por profesionales en soluciones de software y hardware. En Anexia Tecnologías te explicamos cuáles son sus ventajas:

 

Intranet de empresa

 

Optimiza la comunicación interna

Una intranet funciona como un programa al que acceden todos los empleados para consultar a información, comunicarse y realizar diferentes tareas y procesos. Toda la información está centralizada, es accesible en tiempo real y queda almacenada para posteriores consultas, lo que facilita y agiliza la comunicación entre los distintos departamentos de tu empresa, que pasan a estar conectados en red.

También se facilitan mucho cuestiones puramente organizativas como la gestión de las vacaciones o la reserva de material y de salas de reuniones.

Tras la instalación de una intranet, las organizaciones suelen experimentar una optimización de su funcionamiento, ya que secciones y divisiones antes separadas físicamente y con dinámicas de trabajo independientes pasan a estar integradas en procesos de comunicación comunes.

Ahorra tiempo y dinero

Una red de trabajo común es una gran base de datos que estructura toda la información pasada y presente que genera el flujo de trabajo de una compañía, lo que se traduce en un gran ahorro de tiempo cada vez que un empleado tiene que realizar una búsqueda. Además, los procesos de trabajo se estandarizan, lo que supone una optimización de tiempo y de costes.

Por ejemplo, tareas que antes requerían la coordinación de varios departamentos durante semanas, mediante emails y llamadas de teléfono, en la intranet pueden realizarse mediante un procedimiento regulado en el que los empleados competentes trabajen conjuntamente.

Aumenta la productividad

Como consecuencia de la creación de sinergias que aumentan la eficiencia y el ahorro de costes, la implementación de una intranet suele incrementar la productividad de una compañía. Según un estudio reciente, el 98% de las instalaciones de intranets dan un Retorno Sobre la Inversión (RSI) favorable.

Evita la “fuga de conocimiento”

En una organización no solo es útil la información contenida en las versiones finales de sus informes y documentos. La documentación generada por proyectos fracasados o los documentos de trabajo y borradores previos a una versión final también pueden aportar valor y ser una fuente de aprendizaje para los empleados en un determinado momento. Este volumen de conocimiento extra o de contexto también se almacena en la intranet, evitando la pérdida de conocimientos que se produce en las empresas que no cuentan con una red interna.

Crea una cultura corporativa

El aumento de la colaboración de tus empleados conforme a unos estándares crea una cultura de trabajo con el sello de tu marca, lo que conlleva beneficios intangibles como un mejor ambiente de trabajo y la mejora de la imagen de la empresa entre los trabajadores. Solo por el mero hecho de trabajar en red, ya cambia la perspectiva de los empleados, que comprenden que todos y cada uno son piezas clave dentro de la organización.

Como ves, una intranet puede transformar totalmente la realidad de tu compañía. Consúltanos, ¡te asesoramos!