3 cosas para tener en cuenta en tu pasarela de pagos



Si tienes una tienda online, es de vital importancia cuáles son los aspectos que más valoran los clientes actuales durante el proceso de decisión de compra. Son muchos los carritos abandonados porque los formularios son increíblemente largos o porque no encuentran la forma de pago que mejor se adapta a sus necesidades. Cuando los usuarios acceden a una tienda online esperan que la navegación sea intuitiva y el diseño claro. Si cumples con ambos criterios, es requisito indispensable que la pasarela de pago sea cómoda, rápida y segura.

 

3 cosas para tener en cuenta en tu pasarela de pagos

 

No sirve de nada tener el mejor diseño o los productos más innovadores, si cuando los clientes van a realizar el pago de su compra, todo se hace muy complicado porque no saben cómo deben proceder.

¿Cómo funciona la pasarela de pagos?

Cuando los clientes finalizan la compra y proceden con el pago de la misma, en muchos casos utilizan su tarjeta de débito o de crédito. En este caso, su navegador cifra los datos utilizando el sistema SSL o TLS para enviarlos a la tienda online de manera segura. Gracias al cifrado, los datos no pueden ser interceptados por terceros.

Los datos de los clientes se añaden a la plataforma de pago de la tienda, también de manera cifrada. Es así como la plataforma de pago se pone en contacto con la plataforma del banco de los clientes y le entrega los detalles de su tarjeta. La entidad bancaria comprueba que los datos son correctos y, si es así, envía la autorización para realizar el pago.

Aunque pueda parecer un proceso largo y complejo, lo cierto es que apenas dura unos pocos segundos.

¿Cómo debe ser una buena pasarela de pagos?

Los consumidores actuales se caracterizan por estar muy bien informados y ser muy exigentes. En líneas generales, son tres los aspectos que más valoran de la pasarela de pagos de una tienda online: es fácil de usar, transmite confianza y está bien diseñada. Cumpliendo estos tres criterios ya tienes más de la mitad del camino recorrido para lograr una venta y, lo que es más importante, un cliente satisfecho.

  1. Diferentes métodos de pago: en primer lugar, es esencial ofrecer todos los métodos de pago que hay disponibles. Hasta hace no mucho tiempo, las tiendas online solo ofrecían dos: tarjeta o transferencia bancaria. Sin embargo, en la actualidad el abanico es mucho más amplio: PayPal, Bizum… Incluso hay algunos e-commerce que permiten realizar el pago con Bitcoins.
  2. Logos autorizados seguros: cuando se utiliza un determinado logo, por ejemplo, el de Visa Mastercard para realizar el pago con tarjeta, y los clientes pulsan sobre él, el enlace debe ser 100% seguro, con certificado SSL.
  3. Aviso de redireccionamiento: cuando los clientes eligen una opción de pago en la que la tienda online les envía a otra página, como ocurre con PayPal, es importante avisarles de ello. Deben sentirse seguros, y si de repente el proceso de compra los lleva a una página web diferente, pueden desconfiar y abandonar el carrito.

Estos son los principales aspectos que debes tener en consideración a la hora de implantar la pasarela de pagos de tu tienda online. Además de ser completamente seguro, el proceso de pago debe ser sencillo para los clientes. Si se vuelve demasiado “engorroso”, con demasiados pasos en los que se solicita información personal de todo tipo, suelen abandonar la compra. Teniendo en cuenta el auge de los dispositivos móviles y el m-commerce, es muy importante que la pasarela de pagos esté optimizada para ellos.

En Anexia Tecnología podemos ayudarte a la implantación de la pasarela de pagos de tu tienda online.