4 cosas para aumentar tu productividad en tiempos de COVID-19



La pandemia mundial que ha sacudido el mundo con especial virulencia ha dejado una huella imborrable en todos nosotros. Ha afectado a las personas a todos los niveles. Una de esas cosas que ha trastrocado por completo es nuestra productividad.

 

cosas para aumentar tu productividad .jpg

 

Muchas empresas que se resignaron a cerrar en plena crisis optaron por modelos de trabajo a distancia, o también llamado teletrabajo, un modelo que parece que poco a poco se va a ir poniendo al modelo tradicional presencial. Esto supone un cambio muy brusco en nuestra cotidianidad, es por ello por lo que debemos tener presente algunas pautas para mantener e incluso aumentar nuestra productividad.

Márcate un horario

Resulta muy conveniente que nos marquemos un horario, especialmente cuando se trata de las horas de sueño. Debemos tener una hora para ir a dormir y otra para que suene el despertador. El hecho de tener un horario más o menos firme estabiliza nuestro estado de ánimo y nos ayuda a conciliar mejor el sueño.

Abandonarse a horarios intempestivos no hará más que socavar nuestro estado de ánimo, generarnos ansiedades y la idea de que no estamos aprovechando el tiempo lo suficiente. La disciplina horaria regula nuestros ritmos circadianos. Plantéate una jornada de trabajo común y síguela, ni te quedes corto ni te excedas.

No procrastinar

Con la llegada del virus hemos cogido hábitos muy poco saludables y a la vez muy perniciosos para nuestras metas. La procrastinación es un problema que debemos aprender a manejar con el fin de lograr nuestras metas en el tiempo impuesto. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

Aprender a marcarte una serie de objetivos en el largo plazo. Anótalos en una agenda y síguelos, intentando completarlos todos a la finalización de la jornada. Si los objetivos están impuestos a muy largo plazo, debido a su extensión, intenta dividirlos en objetivos más pequeños. La consecución de objetivos a largo plazo sienta el precedente necesario para que podamos conseguir todo lo que nos propongamos.

Realiza ejercicio físico

Mente sana y cuerpo sano. Realizar ejercicio físico nos aporta enormes beneficios a todos los niveles. El hecho de practicar al menos treinta minutos de ejercicio al día por la mañana nos inyectará un plus de energía suficiente para afrontar las tareas del día. Además, aumentará nuestra autoestima y por extensión nuestro estado de ánimo. Descansaremos mejor y de algún modo pondremos un cierto orden y disciplina a nuestra vida que sin lugar a duda nos ayudará en nuestro objetivo de aumentar nuestra productividad. Podemos autoimponernos una rutina concreta que irá aumentando de intensidad conforme vayamos ganando resistencia y fuerza.

Sé ordenado en tu lugar de trabajo

No existen fórmulas secretas para destilar el éxito, pero existen muchas fórmulas conocidas para el fracaso. Conseguir nuestros objetivos depende de nosotros mismos. Ser ordenado y mantener nuestro espacio de trabajo limpio, ayudará también a ordenar nuestros pensamientos, y eso permitirá aumentar nuestra productividad. Pudiera parecer una cuestión baladí, pero hay estudios científicos que afirman que el hecho de mantener un cierto orden en nuestras cosas hace que en parte se disipen nuestras ansiedades.