Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

5 ventajas que aporta el Cloud Computing a tu empresa



El Cloud Computing, también conocido como Computación en la Nube, es un servicio que ofrece un espacio de almacenamiento en la nube. Así, tanto empresas como particulares pueden guardar todos sus archivos y datos en Internet, sin preocuparse por tener la capacidad de almacenamiento suficiente en el ordenador.

 

En el entorno corporativo ofrece grandes beneficios que es interesante conocer: alta seguridad y privacidad, posibilidad de guardar todo tipo de archivos y datos sin necesidad de contar con el último hardware del mercado, agilidad en el trabajo y acceso ilimitado a la información.

Se pueden diferenciar tres tipos de Cloud Computing:

  • Por un lado, la Nube Pública, en la que los usuarios acceden a los servicios de forma compartida.
  • Por otro lado, la Nube Privada, de uso privado y exclusivo para uno o varios usuarios.
  • Y, por último, la Nube Híbrida, que combina características de las anteriores.

¿Cuáles son las ventajas del Cloud Computing para una empresa?

En los próximos apartados hemos recogido los principales beneficios de esta tecnología para las compañías. Empresas de todos los sectores y tamaños están implementando la Computación en la Nube en sus sistemas. Actualmente, se trata de la herramienta más efectiva y segura para almacenar los archivos y datos.

Capacidad de almacenamiento ilimitada

Uno de los grandes beneficios del Cloud Computing es que ofrece una capacidad de almacenamiento prácticamente ilimitada. Las empresas actuales deben gestionar un gran volumen de datos, de modo que este es un aspecto esencial. Así, gracias a la computación en la nube las compañías evitan la inversión en grandes equipos de hardware. Los planes de Cloud Computing actuales ofrecen una gran flexibilidad, de modo que las empresas pueden contratar aquella capacidad de almacenamiento que necesitan en cada momento.

Escalabilidad

Directamente relacionado con el apartado anterior, una de las grandes ventajas que aporta el Cloud Computing es que las empresas tienen la opción de pagar únicamente por lo que necesitan. Es decir, si en un determinado momento, como por ejemplo una campaña publicitaria online dirigida a recabar información sobre los clientes potenciales, una compañía necesita mayor capacidad de almacenamiento de datos, puede aumentar el servicio contratado en tiempo real.

Copias de seguridad

Toda la información se almacena en la nube, de modo que las compañías pueden acceder a ella en cualquier momento y lugar. Tan sólo necesitan un dispositivo con conexión a Internet, ya sea teléfono móvil, tableta u ordenador. Además, si ocurre cualquier tipo de desastre siempre existen copias de seguridad, evitando así la pérdida de datos e información de valor. Este es uno de los principales beneficios a valorar puesto que en una infraestructura física pueden darse muchos incidentes que provocan la pérdida de la información, como inundaciones e incendios.

Recursos optimizados

La virtualización permite reducir entre un 60 y un 70 por ciento el uso de servidores. Además, los centros de datos actuales utilizan un número muy reducido de máquinas físicas, con las que se consiguen los mismos resultados que un centro de datos interno de la compañía. De este modo, se optimizan al máximo los recursos. Las empresas no se ven obligadas a contar con sus propios recursos y a invertir en nuevas máquinas para aumentar su capacidad de almacenamiento.

Movilidad

En el Cloud Computing, la independencia entre el dispositivo y la ubicación es plena. Por lo tanto, los usuarios pueden acceder al sistema corporativo utilizando un navegador de Internet, independientemente de dónde se encuentren, así como del sistema operativo que manejen. Gracias a esta tecnología el lugar de trabajo ya no se limita a la oficina puesto que el acceso a la información está disponible en cualquier momento y lugar.