Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Cómo crear una página web coherente con tu identidad corporativa



El Marketing Digital es un ámbito imprescindible para, cada vez más, empresas. Todas las estrategias y acciones de marketing y comunicación, tanto a corto como largo plazo, deben ir destinadas a la mejora de la imagen digital de la empresa. En definitiva, se trata de trabajar todo lo relativo al estilo de comunicación online con el fin de mejorar la reputación de un negocio u organización.

Aunque cada vez las empresas tienen más presente el marketing digital y la identidad corporativa, todavía podemos encontrar sitios web corporativos que no encajan en absoluto con la imagen de la propia compañía y que, por tanto, no representan a la empresa en cuestión. Es por ello por lo que resulta tan importante incluir el desarrollo del sitio web como un plan estratégico de la marca. De este modo, su construcción y diseño serán 100% acordes a la identidad corporativa.

Guía de estilo para la construcción y desarrollo de un sitio web corporativo

Uno de los aspectos más importantes en las empresas es aplicar una guía de estilo que englobe toda la comunicación digital de una empresa. Para ello, lo mejor es contratar los servicios externos de una agencia multidisciplinar, con profesionales cualificados en diferentes ámbitos del Marketing Digital y el Desarrollo Web. Este tipo de agencias se encargan de gestionar las necesidades de cada compañía en lo relacionado con la identidad corporativa.

La guía de estilo es un documento en el que se plantean una serie de acciones para que todas las personas implicadas en la estrategia de comunicación de una compañía con el fin de que hablen con una única voz y lleven a cabo la comunicación con el mismo estilo. Se trata por tanto de un documento que recoge todos los aspectos a considerar para que la estrategia de comunicación sea coherente, tanto offline como online.

Gracias a la guía de estilo, una determinada empresa puede comunicarse siempre de la misma manera, independientemente de su tamaño y sector de actividad. Hay que tener en cuenta que los clientes desean que las marcas en las que confían tengan una personalidad y unos principios propios, de modo que se sientan identificados con ellas y puedan identificarlos con rapidez.

¿Cómo aplicar la guía de estilo al desarrollo de un sitio web?

Entre las diferentes acciones que se pueden llevar a cabo en una guía de estilo, las más importantes en el ámbito del Marketing Digital son aquellas relacionadas con el desarrollo del sitio web corporativo. A continuación, detallamos los elementos más importantes sobre los que la guía de estilo debe profundizar:

Elementos visuales

Los elementos visuales causan un mayor impacto en menos tiempo. Por lo tanto, en el desarrollo de un sitio web corporativo es importante cuidar los colores, de modo que estos guarden cierta relación con la imagen de marca. Deben estar relacionados, directa o indirectamente, con los colores del logo de la empresa.

Por otra parte, también se debe prestar especial atención a la tipografía. Es esencial utilizar la oficial de la marca, siempre y cuando sea legible a través de una pantalla. Si la tipografía oficial no resulta legible, es preferible apostar por otra y dejar la oficial solo para los títulos y subtítulos.

Elementos textuales

En el grupo de elementos textuales se engloban tanto el tono como el estilo utilizado en los textos del sitio web. El estilo debe ser homogéneo, tanto en el propio sitio como en el blog y en las redes sociales. En cuanto al tono, aunque se puede adaptar a los distintos canales, siempre debe respetar los principios y valores de la compañía. Además, debemos recordar que el lenguaje utilizado debe ir siempre acorde al público objetivo al que se dirige la empresa.

Elementos de marca

Y, por último, cabe destacar la importancia de los elementos de marca. Gracias a ellos, puede existir una coherencia entre la comunicación que se hace desde la propia empresa con sus principios y valores. En cuanto al sitio web, debe tener coherencia propia, con una imagen homogénea y siempre respetando la guía de estilo de la propia marca.