Diferencia entre página web dinámica y página web estática



A la hora de establecer una buena estrategia de Marketing Digital, el posicionamiento web es un aspecto clave en plena era digital. Hay que tener en cuenta que más del 70% de los usuarios accede a los sitios web a través de motores de búsqueda como Google. Si a ello le sumamos que los tres primeros resultados de búsqueda concentran más del 60% de los clics, parece lógico el deseo de posicionarse en los primeros puestos. Pues bien, durante el proceso de diseño y desarrollo de un sitio web, una de las primeras decisiones a tomar es si llevar a cabo una web dinámica o estática.

 

 

Las primeras en utilizarse fueron las páginas web estáticas, muestran siempre la misma información y sólo se recomiendan para mostrar por ejemplo la historia de una empresa. Los usuarios únicamente pueden observar de forma pasiva la información, sin posibilidad de interactuar con ella. En cambio, las páginas web dinámicas están más enfocadas en la experiencia de usuario.

 

Página web dinámica

Son las webs más frecuentes de todas y se basan en un sistema CMS, de gestión de contenidos. El lenguaje más utilizado a nivel global es PHP, mientras que la base de datos más usada es MySQL. La principal ventaja que ofrecen es que permiten interactuar con los usuarios, lo cual es un gran punto a favor en una época como la actual. Los usuarios valoran cada vez más la bidireccionalidad en la comunicación con las empresas en las que confían.

Además, las webs dinámicas se pueden actualizar de forma constante. En un mundo en el que todo cambia a gran velocidad, esto es muy importante para poder informar a los usuarios de todas las novedades. Contenido actualizado y en tiempo real.

Este tipo de páginas ofrecen un mundo de posibilidades en lo relativo a su diseño y desarrollo, de forma que es sencillo adaptar la interfaz a la imagen de marca de cada negocio. Y, por último, cabe destacar que permiten un amplio abanico de funcionalidades, como foros o bases de datos.

 

Página web estática

La página web estática es la más básica de todas, en la que simplemente se presenta una determinada compañía, producto o servicio. Tal y como su propio nombre indica, son webs que no se actualizan con frecuencia. Se pueden actualizar, pero con una periodicidad extensa.

 

¿Cuál es mejor?

No hay una respuesta universal sobre cuál de ambas modalidades mejor, aunque es cierto que actualmente la dinámica resulta más aconsejable porque permite interactuar con los usuarios. También es más interesante para tu negocio si tienes pensado actualizarla y añadir contenido de forma constante.

En cuanto a la página web estática, se recomienda si simplemente quieres tener presencia en Internet y el contenido es fijo y con pocos apartados. Pero, si lo que buscas es una página para vender tus productos o mantener a tu público objetivo informado de todas las novedades relativas a tu negocio y sector, debes elegir una web dinámica.

 

Las claves para una buena web

Ahora que conoces la diferencia entre una página web dinámica y estática, queremos explicar una serie de aspectos que son fundamentales para una web de éxito.

En primer lugar, es indispensable que la jerarquía esté perfectamente clara. Los usuarios no leen la información de forma lineal, sino que saltan de un elemento a otro. En segundo lugar, conocer al target es esencial para así determinar la arquitectura, el diseño y el contenido.

Y en tercer lugar, hay que considerar que los usuarios actuales apenas tienen tiempo, así que la web debe ser directa. En los primeros segundos deben tener muy claro cuál es su propósito.

 

¿Y tú qué tipo de web necesitas? Escríbenos y te ayudamos.