Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

La importancia del alojamiento web para tener un buen SEO



En ocasiones, cumplir con todas las recomendaciones de optimización SEO no es suficiente para lograr los objetivos de tráfico de tu negocio si este no cuenta con un buen hosting o alojamiento web. Contratar los servicios de una empresa de desarrollo web integral te garantizará unos servidores potentes, un requisito imprescindible para que tu negocio se posicione bien en buscadores. En Anexia Tecnologías te explicamos todas las características de un buen hosting:

La velocidad de carga

Es uno de los factores clave del llamado SEO On Page. Google penaliza las webs con velocidades de carga lentas, lo que se traduce en que te encontrarán menos y recibirás menos visitas. Además, quienes lleguen a tu site experimentarán una mala experiencia de usuario y quedarán insatisfechos.

La ubicación del Data Center

No es lo mismo que los servidores de tu hosting estén en Honolulú a que se encuentren en España. El tiempo (medido en milisegundos) que tarda una consulta en viajar al servidor y volver al usuario, denominado latencia, será mayor en el primer caso, aumentando sustancialmente la velocidad de carga. Por eso, si tienes una empresa española dirigida a un público español, lo mejor es que el Data Center de tu hosting esté en España o en algún país europeo.

Una IP local

Lo mismo ocurre en el caso de la dirección IP: siempre será mejor para el SEO que tu web esté alojada en una IP local del país donde esté tu target. Entre dos webs iguales, siempre se posicionará mejor aquella con una IP del país donde quiera posicionarse.

Estabilidad y escalabilidad

Si tu hosting no es lo suficientemente potente y estable, en cuanto tu web comience a recibir un tráfico considerable (más de 1.000 visitas diarias) comenzarás a sufrir caídas del servicio y una mayor lentitud de carga. Estos problemas son penalizados por Google, por lo que tu web perderá posicionamiento.

También es importante que tu alojamiento web sea escalable, es decir, que te permita adaptar tu plan al momento en función del tráfico de tu web. Imagina que un mes, por una situación excepcional, recibes un pico de visitas muy superior a la media. Mejorar tu plan te salvará de que el servidor sufra una sobrecarga.

Seguridad

Los ataques informáticos son cada vez más comunes en las webs corporativas. Por eso, debes leer muy bien la letra pequeña de las garantías de seguridad de tu hosting, para asegurarte de que está protegido frente a los tipos de hacking más extendidos, como los que utilizan malware, los dirigidos a sobrecargar los recursos de tu servidor o los llamados ataques de denegación de servicio (DDos). Y es que tener un servidor desprotegido puede afectar muy seriamente al posicionamiento web de tu proyecto.

Servicio de soporte técnico

Por último, es imprescindible que tu alojamiento web esté respaldado por un servicio de atención al cliente personalizado, rápido y de calidad. Por esto nos referimos a un servicio comprometido con tu proyecto, que contesté a tus requerimientos en el mismo día y que atienda a todas tus necesidades sin ‘echar balones fuera’ como, por ejemplo, atribuir un error a la programación del hosting sin ofrecerte ninguna solución.