Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

Motivos por los que los formularios de tu web no convierten



La información es poder, de modo que hoy son muchos los sitios web con formularios para captar datos de los usuarios: ciudad de residencia, edad, gustos… De esta manera, las empresas conocen más sobre ellos, y pueden no solo satisfacer sus necesidades, sino también anticiparse a ellas. Claro que son muchos los casos en los que los formularios web no cumplen su cometido: lograr conversiones. ¿Por qué?

 

Motivos por los que los formularios de tu web no convierten.jpg

 

Los formularios están disponibles en un amplio abanico de formas y tamaños. Hay algunos muy sencillos en los que los usuarios simplemente tienen que completar un campo (correo electrónico), mientras que hay otros mucho más complejos, que se extienden incluso por varias pantallas.

La estructura de los formularios es esencial para lograr conversiones. Además, hay que tener en cuenta que los usuarios actuales muestran una gran preocupación por cómo los sitios web utilizan sus datos.

Correo basura

Una de las principales causas por las que los formularios del sitio web no convierten es el temor a recibir correo basura por parte de los usuarios. Estos no introducen su correo electrónico porque piensan que la web en cuestión se dedicará a enviarles SPAM y mensajes publicitarios. Para evitarlo, lo mejor y obligatorio, es añadir un mensaje informativo que indique la forma en la que se van a utilizar sus datos.

Por lo tanto, a la hora de solicitar el correo electrónico de los usuarios, es imprescindible añadir un mensaje informativo que explique de forma clara y directa para qué se solicita: enviar notificaciones, enviar alertas de ofertas y promociones…

Demasiada información

Todo el mundo se ha encontrado en alguna que otra ocasión con un formulario excesivamente largo, que ha abandonado a la mitad. Las empresas actuales necesitan conocer algunos datos de los usuarios, pero lo mejor es que los formularios sean cortos. De lo contrario, simplemente abandonarán el proceso.

La regla del éxito es pedir la mínima cantidad de información posible para que los usuarios no se sientan abrumados. Si no se puede evitar pedir muchos datos, es esencial incluir el motivo por el que se solicitan u ofrecerles una recompensa. Si se trata por ejemplo de una tienda online, un descuento del 5% en la primera compra.

Permanencia

Otra de las grandes razones por las que muchos formularios web no convierten es que los usuarios perciben que no van a tener la opción de borrar la cuenta en un futuro si así lo desean. Hay quienes no se sienten a gusto sabiendo que el sitio web va a tener su información para siempre.

Así, una de las grandes recomendaciones a la hora de diseñar y desarrollar el formulario web es indicar a los usuarios que tienen la opción de eliminar su cuenta en el momento que lo deseen. Esto ayuda a conseguir su confianza.

Manejo de la información

Esta es quizá la causa más frecuente de todas. En plena era digital, los usuarios exigen cada vez más seguridad por parte de los sitios web. Deben conocer de forma precisa cómo van a ser tratados y gestionados los datos que comparten. Una buena de garantizar que los datos van a ser utilizados de forma correcta es añadir una encriptación de la información sobre el servidor. De esta manera, aunque el sitio sufra un ciberataque, los hackers no tendrán acceso a los datos de los usuarios.

Conseguirlo es tan fácil como adquirir un certificado de seguridad a través de los certificados SSL o TLS, que garantizan la seguridad de las comunicaciones en Internet. Gracias a ellos los usuarios pueden estar 100% seguros de que la información compartida va a ser utilizada de forma adecuada.