Esta es tu primera vez en nuestra web

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia y nuestros servicios.

Si quieres seguir navegando debes aceptar su uso o configurar las cookies. Puedes obtener más información en nuestra política de cookies.

Salir de la web

¿Por qué es importante la velocidad de carga en tu página web?



Actualmente, a la hora de diseñar y desarrollar un sitio web, la velocidad de carga es uno de los factores más relevantes, tanto para Google como para los propios usuarios. Hay que tener en cuenta que cada vez son más las personas que se conectan a Internet a través de sus dispositivos móviles, teléfonos y tabletas. En estos dispositivos, el tiempo que un usuario está dispuesto a esperar a que se cargue una página es menor que si la conexión se realiza desde un ordenador.

 

5 razones por las que la velocidad de carga es importante en la página web

La regla de los 3 segundos de Google

3 segundos es el tiempo máximo que según Google, el principal buscador a nivel global, los usuarios están dispuestos a esperar. Por lo tanto, si el sitio web supera ese tiempo, es muy probable que no se posicione adecuadamente en los resultados de búsqueda.

No obstante, las exigencias en pleno auge digital son aún mayores. Los expertos recomiendan que el tiempo de carga en ningún caso supere los 2 segundos. Es importante tener esta cifra en consideración, e implantar todos los elementos del sitio web en función de esta.

 

Posicionamiento web

Google indexa a diario varios millones de sitios web, lo que supone un alto volumen de información. La clave del éxito está en optimizar la página para que pese menos y, así, Google pueda indexarla de forma más rápida y segura. No hay ninguna duda de que, poniéndole las cosas fáciles a Google, todo resulta mucho más sencillo en el ámbito digital.

 

Experiencia de usuario

Un tiempo de carga reducido no sólo tiene que ver con un mejor posicionamiento por parte de Google. También con la experiencia de los usuarios en el sitio web. Los usuarios del Siglo XXI no se muestran muy pacientes esperando a que una página cargue. Si no lo hace en dos o tres segundos, simplemente se aburrirán de esperar y cerrarán la página en cuestión.

 

Ventas

Si en un sitio web, tanto personal como corporativo, la velocidad de carga es importante, en una tienda online mucho más. Por este mismo motivo, si el ecommerce va lento, los usuarios no esperarán a que se cargue la página y ello supondrá una pérdida de clientes potenciales y, por lo tanto, se reducirá la cifra de ventas.

Esto puede suceder incluso si el sitio web tiene una estructura correcta, 100% orientada a la venta y con un proceso de compra sencillo. En este caso, la razón por la que no aumentan las ventas está muy clara: la web tarda más de lo que debería en cargar.  Por cada segundo de más que el sitio tarda en mostrar los contenidos de la tienda online, la conversión se reduce en un porcentaje.

 

Hosting

Y, por último, es importante prestar especial atención al hosting. En muchos casos es el culpable de que el sitio web no tenga la velocidad adecuada. Hay muchos hostings que no están optimizados, que se han quedado obsoletos y que, por tanto, sufren caídas de forma continua. Además, existen una serie de aspectos clave que todo hosting debe tener para garantizar una buena velocidad de carga. Entre ellos, destacan: discos duros SSD, compresión GZIP para comprimir la web y poder ofrecer un tiempo de carga rápido y sistemas de caché.

A modo de conclusión, debemos señalar que la velocidad de carga en un sitio web es actualmente uno de los factores más importantes, tanto para Google como para los usuarios. Por lo tanto, hay que cuidarla al máximo en el diseño y desarrollo web.