Programa Kit Digital para empresas



El Kit Digital es una iniciativa del Gobierno de España para subvencionar la implantación de las soluciones digitales que hay disponibles en el mercado con un objetivo muy claro: lograr un avance notable en el nivel de madurez digital de las empresas españolas. Las soluciones digitales que ofrece el Kit Digital están especialmente dirigidas a las necesidades de pequeñas compañías, así como microempresas y trabajadores autónomos, independientemente de su sector de actividad.

En plena era digital, llama la atención que el 78% de las Pymes españolas no tuvieran una página web de 2020, lo que les deja en una clara posición de desventaja frente a empresas de mayor tamaño. Por este motivo, el Gobierno de España ha lanzado el Kit Digital como parte de las ayudas del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. Está financiado por la Unión Europea a través de los fondos Next Generation UE.

El Kit Digital consiste en un bono de 12.000 euros para las compañías que tengan una plantilla de entre 10 y 49 empleados. Las empresas de entre 3 y 9 empleados podrán recibir un bono de 6.000 euros, mientras que las  microempresas de entre 0 y 2 empleados recibirán 2.000 euros.

Podrán beneficiarse de las ayudas Pymes, microempresas y trabajadores autónomos cuyo domicilio fiscal esté situado en el territorio español. La primera convocatoria, dotada con una inversión de 500 millones de euros, está dirigida a Pymes de entre 10 y 49 empleados.

Para solicitar el Kit Digital, los interesados deben entrar en el portal Acelera Pyme. Una vez en la plataforma, se llevará a cabo un test autodiagnóstico al que todas las Pymes pueden acceder para conocer cuál es su estado de digitalización y en qué aspectos deben aplicar mejoras.

Una vez las pequeñas y medianas empresas reciben el bono digital, tienen un plazo de seis meses para utilizarlo en hasta cinco servicios de un año de duración: gestión de redes sociales, comercio electrónico, gestión de procesos, factura electrónica, ciberseguridad, comunicaciones seguras, servicios y herramientas de oficina virtual…

Claves para la transformación digital

Comenzar el proceso de transformación digital va mucho más allá de tener una página web o perfiles en las redes sociales. Tal y como su propio nombre indica, se trata de una transformación total del conjunto de la organización. Hay que utilizar las nuevas tecnologías para aprovechar las nuevas oportunidades que ofrece el mercado, definiendo nuevas estrategias y objetivos.

En la actualidad, el cambio digital ya no es una opción, sino una realidad inevitable para todas las compañías. Ponerse en marcha tiene enormes ventajas tanto para la propia empresa como para los empleados: facilita la colaboración interna, aumenta la facturación, mejora la relación con los clientes…

La transformación digital está vinculada con los objetivos del negocio, de forma que toda la empresa debe estar implicada en ella. Una vez comenzado el proceso del cambio, los directivos tienen la responsabilidad de crear las condiciones óptimas para una transición fluida.

El cambio digital no consiste simplemente en añadir nuevas tecnologías a la compañía. Es un cambio global que requiere un cambio de mentalidad. Digitalizar una empresa es un proceso de alcance profundo, que debe ir acompañada de una adecuada gestión del riesgo.

La gestión de datos es una de las principales claves de la digitalización. Gracias al Big Data las compañías pueden disponer de todos los datos de sus clientes perfectamente estructurados para transformarlos en información de valor y tomar decisiones en base a la misma.

Y, por último, no hay que olvidar la importancia de formar a los empleados para que se integren en la transformación digital.