¿Qué es el comercio electrónico y cuáles son sus ventajas?



Aunque cueste imaginarlo, lo cierto es que el primer paso que se dio para lo que hoy conocemos como comercio electrónico fue hace casi un siglo, en los años 20. La venta por catálogo rompió con todos los cánones establecidos en Estados Unidos ya que los usuarios podían pedir los productos sin salir de casa. En el año 1960 se inventó el Electronic Data Interchange’, una plataforma que permitía a las empresas enviar facturas y órdenes de compra de forma electrónica. A finales de la década de los 70 Michael Aldrich consiguió hacer las primeras transacciones electrónicas de ventas de la historia.

El levantamiento de las restricciones de Internet a principios de la década de los 90 para utilizarlo con fines comerciales fue el salto definitivo para la evolución del e-commerce. Sitios como Amazon o eBay permitieron la consolidación del comercio electrónico como un modelo de negocio rentable, viable y con un crecimiento exponencial.

 

¿Qué es el comercio electrónico y cuáles son sus ventajas?

 

El aumento de usuarios de Internet en el mundo desde el año 2005 hasta la actualidad ha sido vertiginoso. En 2005 sólo había 1.100 millones de usuarios de Internet a nivel global, y hoy en día se alcanzan los 4.500 millones. En cuanto a la evolución de las ventas minoristas de comercio electrónico, en 2014 eran de 1.336 millones de dólares, y en 2019 alcanzaron los 3.305 millones de dólares.

En España el comercio electrónico llegó en el año 2008. Por aquel entonces el volumen de negocio era de 6.695 millones de euros. 2018 cerró con un volumen de negocio de 41.509 millones de euros y un incremento del 32,4% sobre 2017. El gasto medio por comprador al año es de 1.920 euros. Es interesante destacar que el 96,7% de los usuarios buscan información en Internet antes de comprar.

¿Cuáles son las ventajas del e-commerce?

Tiendas abiertas 24/7

Sin lugar a duda, una de las principales razones del éxito del comercio electrónico a nivel global es que las tiendas están abiertas las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Esto supone una gran comodidad para ambas partes, compradores y vendedores.

Medios de pago

Internet permite ofrecer todos los medios de pago disponibles, tanto tradicionales como electrónicos. Hasta hace relativamente poco tiempo la gran mayoría de tiendas online sólo ofrecían dos medios: tarjeta de crédito o débito, o transferencia bancaria. Sin embargo, hoy en día la oferta es mucho más amplia: PayPal, Bizum… Incluso en Bitcoins.

Gama de productos

Gracias al m-commerce los usuarios tienen acceso a una gama prácticamente ilimitada de productos. Además, pueden realizar comparaciones de forma sencilla y rápida, valorando aspectos tan importantes como el tiempo de entrega, el precio y las características.

Experiencia personalizada

Gracias al Big Data los propietarios de las tiendas online pueden conocer de antemano muchos datos de sus potenciales compradores, diseñando así una experiencia de compra 100% adaptada a sus intereses. Cuando una persona va a comprar a un establecimiento físico es imposible saber nada sobre ella. Sin embargo, gracias al Big Data es posible conocer numerosos detalles de los clientes: intereses, lugar de residencia…

Mercado global

Una de las mayores ventajas que aporta el comercio electrónico es que permite que la empresa alcance el mercado global. Desaparecen los límites geográficos del comercio electrónico, e incluso pequeños negocios pueden ofrecer sus productos y/o servicios en todo el mundo.

Reducción de costes

Y, por último, cabe señalar que el e-commerce reduce de manera notable los costes relacionados con la comercialización, el procesamiento de la información, la atención al cliente y la gestión de stocks.